Lunes, 13 Septiembre 2021 14:48

La Falda: impactante relato del matrimonio que sufrió el asalto en su domicilio

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Tres delincuentes ingresaron violentamente, los agredieron y ataron para robar dinero y otras pertenencias. Huyeron en un vehículo que fue encontrado frente a la terminal de Cosquín, donde abordaron un interurbano.

 

Momentos de mucha angustia tuvo que vivir Alfredo Valsacchi y su esposa Marta, cuando tres ladrones ingresaron violentamente a su domicilio el sábado en horas del mediodía. Munidos de dos armas de fuego y una picana eléctrica, golpearon al hombre generándole cortes en la cabeza y un traumatismo en uno de sus hombros. La mujer también resultó herida al intentar escapar arrastrándose con las manos atadas.  

"Es una cosa que uno no se la espera porque está preparado para encerrarse, pero a las 8 de la noche, cerrar todo y tener los cuidados necesarios" se lamentó Marta en referencia a este hecho de inseguridad ocurrido en horas del mediodía. En ese momento, el marido estaba regresando de hacer unas compras cuando se le aparecieron los tres malvivientes en la misma cocina de la casa ubicada en calle José Paso de Villa Edén. Cuando quiso abalanzarse sobre uno de ellos, otro le dio un culatazo en la cabeza. La mujer se había dirigido a una de las habitaciones por lo que se percató de la situación al oír los gritos. "Si yo me hubiera dado cuenta podría haber atinado a hacer algo porque estaba en la habitación con la puerta cerrada y tenía el teléfono" dijo agregando que al salir del cuarto fue atacada con una picana eléctrica pero pudo evitar el contacto. Su impresión más grande fue ver a su esposo todo ensangrentado con "un agujero" en la frente.

Alfredo, reconocido empresario de la ciudad, nunca accedió a lo que pedían los maleantes y se trenzó en lucha con el que, según su punto de vista, era el mayor en edad y contextura física. Por ello recibió golpes en su cabeza que le generaron varios puntos de sutura al ser atendido en el Hospital. 

Luego fueron llevados a una habitación para poder robar con mayor comodidad. "Yo le pregunté al más grande que tenía más temple cómo era el tema, porque si venían a matar o morir, le dije que corríamos riesgo los cinco ya que no iba a permitir que la tocaran a ella". Prueba de la reacción del hombre es un acolchado que quedó empapado en sangre de las heridas que le generaron.

En un momento en que vio la oportunidad, Marta empezó a arrastrarse con sus manos atadas para intentar activar la alarma pero no pudo hacerlo ya que uno de los ladrones la levantó provocándole un golpe en la zona del ojo derecho. Todo ello generó que la mujer, muy creyente según sus palabras, atinara a ponerse a rezar en voz alta mientras revolvían todo en su casa.

Unos 60 mil pesos y algunas pertenencias como celulares, zapatillas y hasta ropa interior, fue lo robado por estos hombres que, al comprobar que en la caja de seguridad de la casa no había nada de valor, huyeron en el Ford Focus perteneciente al matrimonio. En total estuvieron casi una hora en el lugar. Las víctimas remarcaron que el móvil del 103 de Seguridad Ciudadana del municipio, fue el primero en arribar.

Cerca de las 14 horas los ladrones abordaron un interurbano de la empresa La Calera en Cosquín. El auto fue encontrado en esa zona y una cámara de seguridad de un comercio tomó a uno de los hombres que pasaba llevando uno de los bolsos robados. Gracias al movimiento de las víctimas y de sus familiares, pudieron averiguar estos datos y que discutieron con el chofer de la unidad al querer abonar el pasaje sin haber pasado por la boletería. El mismo trabajador mencionó que descendieron en Avenida Colón de la capital cordobesa pero no pudo precisar si fue cerca del CPC o a la altura de Sagrada Familia.

Un dato importante tiene que ver con que al momento del robo, los delincuentes tenían una bolsa de paquetes con condimentos que, incluso olvidaron en la casa, por lo que se presupone se hacen pasar por vendedores ambulantes, actividad prohibida en La Falda.

La familia Valsacchi ya tuvo que pasar por otro robo el 24 de diciembre pasado, cuando ingresaron al domicilio en momentos en que habían ido a cenar a lo de uno de sus hijos. 

Otro hecho de inseguridad que trascendió en las últimas horas, tiene que ver con el asalto sufrido por el ex intendente Juan Carlos Ottobre, hace aproximadamente una semana en su casa. A ello se suma el robo en la propiedad del viceintendente actual, Juan Dillet, ocurrido hace días. Tanto Ottobre como la esposa de Dillet, se acercaron a lo de Valsacchi para mostrar su solidaridad y dejar en claro que es necesario atender la ola de robos que se viene registrando en la ciudad.

 

 

Visto 382 veces