Miércoles, 13 Abril 2022 18:34

"La guerra me partió la vida en dos"

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

Crudo relato de Kateryna, la refugiada ucraniana en La Falda, al referirse a la realidad que se continúa viviendo en su país. Asegura que su misión es contar la verdad de lo que sucede en medio de la desinformación por parte de los medios. 

 

Kateryna Gorokhova llegó desde Ucrania a La Falda, provincia de Córdoba, huyendo del horror de la guerra que, después de casi dos meses, se mantiene en su país con el avance de tropas rusas. 

Hace unas semanas pudo encontrar asilo en la casa de Jorge, un amigo de la ciudad serrana que le facilitó la llegada y permanencia en ese lugar. Desde la vivienda de barrio Santa Rosa, la mujer otorgó una entrevista a Next televisión para contar la realidad que continúa sufriendo su pueblo. 

Para comenzar quiso referirse al inicio de todo, cuando unas amigas le llamaron en la madrugada del 24 de febrero para informarle que había empezado la guerra: "Todo era una pesadilla" expresó. 

"Había planeado venir a la Argentina para aprender el idioma y perdí el boleto, todo cambió" dijo en relación a lo abrupto de la situación forzada por el combate entre su país y Rusia y que impacta en gran parte del mundo de una u otra forma.  

En lo que respecta a su familia, tiene a su madre y hermano en una región cercana a Kramatorsk. "Intenté convencerlos de irse porque no están a salvo en ese lugar" se lamentó agregando que desafortunadamente no quieren dejar su hogar.

Se la ve una mujer fuerte, convencida de querer dar su testimonio para abrir el panorama que muestran la televisión y otros medios. "Mi misión aquí es informar lo que está sucediendo realmente" asegura.

En este sentido quiso remarcar que "están usando armas químicas y los rusos lo niegan" para referirse a lo que, desde hace unos días, circula por los medios como una posibilidad que ni uno ni otro país confirma. También denuncia que se están bombardeando muchos lugares donde hay gente inocente.

"La población ucraniana es muy amigable, no tiene problemas con la cultura rusa, esto es una guerra terrible y sin razón" expresa con la resignación de un conflicto que no tiene un horizonte de solución.

Por ahora Kateryna se mantiene en su posición de estar pendiente de su gente, buscando la forma de ayudar a sus allegados que quedaron en Ucrania, a la vez que con la firme convicción de informar lo que realmente sucede en aquel escenario donde predomina el horror.

A pesar de todo, nunca olvida a aquellos que le tendieron una mano y remarca que "con la ayuda" de Jorge y sus amistades pudo llegar a este rincón del planeta. Por otra parte también quiso mencionar la colaboración del Ministerio de la Mujer, la Oficina de Inmigraciones y la Municipalidad de La Falda.

En tierra ucraniana se mantiene la guerra y los demás países no parecen actuar de manera consolidada para frenarla. En las últimas horas se conoció la posibilidad de que Estados Unidos pueda declarar que Rusia ha cometido genocidio luego de que las evidencias que se están recolectando así lo demuestren. Mientras tanto, la pesadilla en Ucrania continúa demostrando la falta de humanidad por parte de los que tienen el poder de decidir entre la vida y la muerte de tantas personas. 

 

 

Visto 284 veces