Jueves, 20 Enero 2022 12:37

Asambleas de Punilla se pronuncian ante la falta de agua por la irresponsabilidad de los gobiernos

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

En un comunicado, alertan sobre el agravamiento de la situación que traerá la construcción de la Autovía. Se reconoce el factor natural pero el agravamiento es por falta de políticas públicas.

 

Asambleas ambientalistas de Punilla se volvieron a expresar ante la problemática de la falta de agua en la región. Afirman que, si bien se reconoce que la falta de lluvias por el cambio climático está generando escasez, el agravamiento de la situación se debe a la "inexistencia de políticas públicas que promuevan la conservación y el cuidado de nuestro monte nativo que es el regulador de la captación de agua de manera natural".

En el comunicado también se menciona a la obra Autovía de Punilla que lleva adelante el Gobierno provincial con la "complicidad de los municipios", como una acción que profundizará la crisis hídrica. Esto en el marco del reclamo por el otorgamiento de una "licencia ambiental" aún cuando en el "cuestionado" Estudio de Impacto Ambiental se demostraban los daños que generará la construcción. "El trayecto tentativo atravesará en más de un 70% zona roja y amarilla de Bosque Nativo, además de cruzar numerosas cuencas hídricas que abastecen al Embalse San Roque, lo que redundará en una mayor crisis hídrica en los períodos secos y podría causar aludes en las épocas de precipitaciones abundantes.  Está autovía ECOCIDA constituye un peligro para la subsistencia del valle."

En otra parte del pronunciamiento, las organizaciones mencionan que no existen proyectos para erradicar los basurales a cielo abierto ni políticas para promover el reciclado. en todo caso se "siguen firmando acuerdos para trasladar basura de un punto a otro del Valle de Punilla" con los daños ambientales que esas acciones generan.

En cuanto a las infraestructuras, advierten que hay pérdidas de agua en las redes de distribución de localidades del Valle por falta de mantenimiento que deben garantizar las prestadoras del servicio. 

También se reclama por la falta de inversión del Estado en campañas de educación dirigidas a los vecinos y vecinas y de esa manera valorar este bien natural, indispensable para la vida. 

 

El comunicado

Las Asambleas de Punilla nos pronunciamos ante la *falta de agua corriente* que estamos sufriendo este verano 2022, de la que Comunidad Regional de Punilla desligó que tuviera ninguna responsabilidad como gobierno.

Sabemos que la escasez de lluvia está en parte inducida por el evento "La Niña" y en el marco del cambio climático global. Sin embargo, a diferencia de la justificación que da el gobierno, queremos denunciar que esta situación de sequías e inundaciones destructivas se viene agravando en las distintas localidades del Valle *debido a la inexistencia de políticas públicas que promuevan la conservación y el cuidado de nuestro monte nativo que es el regulador de la captación de agua de manera natural*

El monte nativo es el motor de captación de agua porque favorece la absorción de agua en el suelo, lo que permite nutrir arroyos y ríos a lo largo del año y abastecer las napas y acuíferos subterráneos. O sea, el *monte nos provee de agua en las localidades serranas*.  Y, si no se protege al monte, se está descuidando el agua, es una relación directa que parece que nuestros gobernantes se niegan a comprender. Por ende, estado ausente que no cumple su función pública.

Durante los incendios de 2020 y 2021, el plan de manejo del fuego de Córdoba solo actuó para apagar el fuego que amenazaba viviendas y dejaron arder al bosque serrano. No solo abandonaron el hogar de la fauna que habita nuestras sierras hasta la aniquilación de la biodiversidad, sino también propiciaron la destrucción de nuestra fuente de agua más indispensable. Este accionar encubre  una política desarrollista, liberando de monte territorios para beneficiar a sectores como: emprendimientos inmobiliarios que buscan construir en zonas Rojas y amarillas protegidas por la Ley de Bosque Nativo, donde no debería permitirse el cambio de uso del suelo.

El gobierno provincial, con la complicidad de los municipios y la justicia a la que apelamos tantas veces, incluso están dispuestos a agravar la situación con la construcción de obras viales como la Autovía de Punilla (otorgando "licencia ambiental" aun cuando en el cuestionado Estudio de Impacto Ambiental reconoce que el trayecto tentativo atravesará en más de un 70% zona roja y amarilla de Bosque Nativo, además de cruzar numerosas cuencas hídricas que abastecen al Embalse San Roque, lo que redundará en una mayor crisis hídrica en los períodos secos y podría causar aludes en las épocas de precipitaciones abundantes.  Está autovía ECOCIDA constituye un peligro para la subsistencia del valle.

Tampoco hay proyectos para erradicar los basurales a cielo abierto, por el contrario, siguen firmando acuerdos para trasladar basura de un punto a otro del Valle de Punilla y sepultarla o quemarla a sabiendas de que  contaminan también los ríos y napas de agua subterránea. Ni hay proyectos de reciclado de plástico, vidrio o cartón, ni la sustancia orgánica que sirve de fertilizante. 

Además, desde el año 2014, en que se sancionó la ley 10208 de Política Ambiental de la Provincia, casi ningún municipio ni comuna del Valle de Punilla ha iniciado el proceso de “Ordenamiento Ambiental del Territorio participativo, que tanto reclamamos, para asegurar el uso adecuado de los recursos ambientales…” (arts. 9 a 12)

Se conoce que en distintas localidades del Valle hay pérdidas de agua en las redes de distribución por falta de mantenimiento: derroche de agua por roturas de caños en numerosos puntos del trayecto, pérdidas en los tanques de contención. Tampoco actualizan la infraestructura al crecimiento descontrolado y sin planificación de las poblaciones.

Tampoco el estado invierte en educar a los vecinos y vecinas para valorar este bien natural tan indispensable para la vida. No existen carteles que enseñen a cuidar los entornos de los ríos, faltan sitios donde desechar basura, no se controla el llenado de piletas, prácticamente no existen medidores que controlen el uso domiciliario del agua con tarifas escalonadas que promuevan el ahorro en el uso de este elemento tan vital y sancione a quienes utilizan más de lo necesario. 

Estas son políticas básicas que deberían estar aplicándose desde hace décadas, pero a los gobernantes sólo les interesa perpetuarse en el cargo. Aunque parece que el problema que ellos mismos generaron durante sus mandatos, se les ha venido encima antes de retirarse.  

Ya no pueden ocultar los conflictos y reclamos de vecinos/as en cada localidad donde no abastecen de agua corriente, o las denuncias por la apropiación de las cuencas de agua por personas “privilegiadas” (caso Decara, "el defensor del pueblo") que logró adquirir de manera poco transparente zonas que deberían ser preservadas para el abastecimiento de AGUA .  

Estos políticos enquistados, omiten políticas para cuidar el bien común y necesario del pueblo que es el AGUA y satisfacen sus egoístas intereses trabajando para el beneficio de pocos.

 

 

Visto 205 veces