Es ley el cupo laboral travesti, trans y transgénero

Valora este artículo
(0 votos)
Foto: Bernardino Ávila Foto: Bernardino Ávila

El Senado de la Nación aprobó la iniciativa que establece destinar un 1% de las vacantes de la administración pública a personas travestis, trans y transgénero.

 

Este jueves, el Senado de la Nación convirtió en ley el proyecto de inclusión laboral para la población trans, travesti y transgénero. La votación resultó con 55 votos a favor y 1 en contra, mientras seis legisladores decidieron abstenerse.

Los votos positivos fueron del Frente de Todos y sus aliados, en tanto que el bloque de Juntos por el Cambio votó dividido: el cordobés Ernesto Martínez  votó en contra mientras Roberto Basualdo (San Juan), Julio Cobos (Mendoza), Silvia Elías de Pérez(Tucumán), Laura Rodríguez Machado (Córdoba), Humberto Schiavoni (Misiones) y María Belén Tapia (Santa Cruz) se abstuvieron.

La norma aprobada establece que el Estado deberá contratar al menos el 1% de la dotación de la administración pública, en todas las modalidades de contratación regular vigentes, a personas travestis, trans y transgénero.

La sesión de hoy del Senado fue seguida desde  por Representantes de la comunidad trans siguieron la sesión desde el recinto de la Cámara alta y en diferentes puntos del país.

En su artículo 5, la ley establece que el Estado nacional, comprendiendo los tres poderes que lo integran, los Ministerios Públicos, los organismos descentralizados o autárquicos, los entes públicos no estatales, las empresas y sociedades del Estado, debe ocupar en una proporción no inferior al 1% la totalidad de su personal con personas travestis, transexuales y transgénero, en todas las modalidades de contratación regular vigentes.

Para garantizar el cumplimiento, los organismos deben tener reservados los puestos de trabajo a ser ocupados exclusivamente por personas travestis, transexuales o transgénero.

También se establece que "a los efectos de garantizar la igualdad real de oportunidades, el requisito de terminalidad educativa no puede resultar un obstáculo para el ingreso y permanencia en el empleo en los términos de la presente Ley”.

Por otra parte, y para, y para garantizar el ingreso y permanencia en el empleo, no podrán ser valorados los antecedentes contravencionales de las/os postulantes, que resulten irrelevantes para el acceso al puesto laboral, y no podrán representar un obstáculo para el ingreso y permanencia en el empleo considerando la particular situación de vulnerabilidad de este colectivo.

Los organismo abarcados deberán promover "acciones tendientes a la sensibilización con perspectiva de género y de diversidad sexual en los ámbitos laborales".

Un punto importante establece la previsión de incentivos para el sector privado que contrate personal trans al tomarse como pago a cuenta de impuestos nacionales y ese beneficio se extiende a un año y a dos en el caso de las pequeñas empresas.

 

 

Fuente: Télam

 

 

 

Visto 225 veces